• +53 7204 81 90

Santy Pescador

Santy Pescador

Santy Pescador

Santy Pescador: un lugar que no te deja indiferente Recientemente fui junto con mi amigo y colaborador Paco Palma al Restaurante Santy Pescador de Jaimanitas, en La Habana. Nos recibe Carlos, gerente de este peculiar lugar desde que falleció el propietario, el pescador conocido como Santy, el que un día hace más o menos 15 años, decidió dar el salto y abrir su propio paladar para poder ofrecer al público habanero el pescado fresco que él mismo conseguía en su barca. El plato estrella es rotundamente el ceviche de pescado. Hablamos con el chef y nos explica que se prepara en el momento en que el cliente lo pide, por eso tarda como 20 minutos es salir a la mesa, ya que se debe poner a macerar en limón. No puede decir de qué pescado se prepara habitualmente porque, como afirma: “es de lo que se haya pescado”. Tal vez por eso está tan delicioso. Como todo el mundo sabe, es un restaurante especializado en pescado fresco y en marisco, aunque encontramos en la carta algo de pasta también de buena calidad. Preparan bien el pulpo a "la cubana" y a la gallega, y creo que les sale mejor el primero. Tiene unas camareras que aunque no son profesionales, suplen esta carencia con amabilidad y buen hacer. Sin embargo, hay que poner un “pero”: no tienen carta de vino. El gerente reconoce que solo tienen 2 marcas. Le preguntamos el porqué de esta importante carencia y nos cuenta que es muy difícil encontrar quien suministre de forma estable o donde comprarlo, y que implicaría una inversión que hoy no están interesados en hacer. Eso sí, admiten que el cliente lleve sus propias botellas, pagando 5 CUC por botella en concepto de descorche. Creo que aunque el restaurante tiene un encanto difícil de encontrar en el mundo gastronómico habanero, la imposibilidad de maridar sus platillos estupendos con un buen caldo, para alguien como yo que ama el vino y toda la magia que lo rodea es, tal vez, un defecto imperdonable. El clima es agradable, el ambiente ameno y corre una pequeña brisa que nos traer el olor del río mezclado con el del salitre del cercano del mar que rodea a la Mayor de las Antillas. Y en este clima apacible le hacemos la pregunta del rumor que corre por la calle: ¿es verdad que solo servís ventresca a los amigos? Carlos se sonroja pero rotundamente contesta que sí. “Cuando tenemos mucha la ofrecemos y servimos a todo el mundo pero cuando escasea... pues sí, solo para los clientes asiduos”. Le agradecemos su sinceridad. Tal vez el restaurante no sea el mejor de La Habana, ni el que mejores precios ofrece, 25-30 CUC por persona (sin vino), ni el que mejor infraestructura tenga. Pero a mí me gusta y por ello no dejaré de recomendarlo. Ángeles de Toro Jefe N. Visados Consulado de España en La Habana

Descárgate la app Guía Excelencias Cuba

+1200 Restaurantes y bares
Gratis español, inglés y ruso

Síguenos en las redes sociales